SAHASRARA CAKRA

Elemento: Espacio
Área Límbica
Glándulas: Pineal
Mineral : Diamante, cuarzo transparente, amatista.
Esencias: Rosa, incienso, loto.
Nota musical: SI
Sonido semilla (bija): LAM

Se localiza en lo alto de la cabeza, se conecta con la Glándula Pineal. Simbolizado por un loto con mil pétalos, de color blanco o violeta.

A través de este Cakra estamos ligados a la razón de todo Ser, a lo Divino y nos sentimos plenamente acogidos dentro de Él. Cuando el ser humano conecta con el infinito se vuelve infinito, los sabios lo han descrito poéticamente como la unión del amante con la amada.

Buda lo llamó el Vacío. Los Vedas lo llamaron Moksha y Cristo el Reino de los Cielos.

Es un Cakra que vibra con altísima rapidez. Está relacionado con la conexión de la persona con su espiritualidad y con la integración de todo su ser, físico, emocional, mental y espiritual. Representa el último escalón en la evolución de la consciencia humana.

El séptimo Cakra nos despierta el propósito que lo abarca todo, el propósito del alma para esta vida. Aquí no hay manera de negar tu propósito y ese conocimiento lleva consigo una responsabilidad. ¿La aceptamos o la rechazamos?. Hay una elección. Si la aceptamos lo Divino nos suministra toda la energía y las circunstancias que necesitamos para realizar el propósito del alma.

Disfunciones: La duda y el miedo a canalizar lo divino que se aloja en el Cakra de la corona, hacen fisuras en nuestra conciencia. Así mismo, si se vive con cólera o rencor respecto a la Fuente divina, debido a muchas memorias no sanadas, será difícil recibir los mensajes que provienen de la Sabiduría Superior.

 Un bloqueo de este Cakra  impedirá que nos sintamos realizados por completo al no eliminar todo el miedo y la inseguridad

Ambos, el Cakra del entrecejo y éste se abren mediante la meditación. Cuando las personas dicen que están “hablando desde la parte superior de sus cabezas” están aludiendo a la inspiración que resulta de sintonizar esto dos centros.

PREGUNTAS DE AUTO-INDAGACIÓN

¿Meditas regularmente?

¿Te sientes conectado-a con el propósito de la Vida? ¿Temes una conexión más intima con lo Divino, debido a los cambios que ésa podría desencadenar en tu vida?

¿Eres devoto-a de un camino espiritual? En caso afirmativo ¿Crees que tu camino es más autentico que el de otras tradiciones espirituales?

¿Que es para ti la humildad y la entrega al servicio?

Cuento ilustrativo – HUELLAS

Había un hombre solitario que un día tuvo la audacia de pedir al Señor una prueba de su presencia y su compañía: “Señor, hazme ver que Tú siempre estás conmigo. Dame el don de experimentar tu amor y el gozo de saber que caminas conmigo…”

Al reemprender el camino hacia su casa observó con asombro que junto a las huellas de sus pies descalzos, había otras huellas cercanas y visibles. Entonces escuchó la vos del Señor: “ Ahí tienes la prueba  de que camino a tu lado. Esas pisadas tan cercanas a las tuyas son las huellas de mis pies. Tú no me veías, pro yo siempre caminaba a tu lado”.

La alegría del hombre fue inmensa y prosiguió el camino feliz de saberse querido y acompañado por el Señor en todo momento. Transcurrieron los días, los meses, los años y el hombre también observó que había ocasiones, que siempre coincidían con los días más tristes y amargos de su vida, en los que volvió sobre sus pasos buscando las pisadas y compañía del Señor y sólo aparecían sobre la arena la huella de sus pisadas.

Un día, angustiado preguntó al Señor:” Tu caminaste conmigo cuando estaba alegre, pero en momentos en que el desánimo y el cansancio hacían mella en mi vida, me dejaste sólo. ¿Donde estabas entonces?, ¿Cómo podré entender que me abandonaras cuando más te necesitaba?”.

El Señor le respondió: “Mi precioso hijo, mi buen amigo, cuando eras feliz yo caminaba a tu lado y pudiste ver mis huellas en la arena, pero en momentos en que te sentías abatido y cansado, cuando vivías tiempos de prueba y sufrimiento, el par de huellas que veías eran las mías marcadas por el peso de tu propio cansancio, pues el dolor de tu alma no te dejaba dar ni un paso y entonces yo te llevaba en mis brazos.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s