TALLER DE YOGA FEBRERO 2020

Resultat d'imatges de paramitas budismo

UN GRAMO DE PRÁCTICA VALE MAS QUE UNA TONELADA DE TEORÍA”

He organizado un taller para quienes quieran introducirse en la práctica del Yoga, o para los que no pueden asistir a clases de forma regular.

  • Teoría:  Empezaremos con los conceptos básicos para toda persona que emprende una progresión personal: Cultivo de Paramitas (cualidades o perfecciones) 
  • RESPIRACIÓN: Reconoceremos los diferentes espacios respiratorios y según el nivel del grupo abordaremos el grado de Pranayama.
  • ÁSANA: Posturas básicas de Yoga por parejas
  • Terminaremos con una RELAJACIÓN.

*No es imprescindible haber hecho Yoga con antelación.
*Atención personalizada y plazas limitadas.

Fecha: Viernes 28 de Febrero del 2020.
Horario: de 18 a 21 horas
Precio:
 30 €
Lugar: Sala de Yoga Lola Massanet en Paseo de la Alameda nº 65, esc. B – puerta 21 – Valencia.
Contacto: lolamassanet@gmail.com
Teléfonos: 963 28 71 73 – 658 05 23 21

PRANAYAMA

prana1“ Pranayama es el nexo entre las disciplinas mental y física. Mientras la acción es física, su efecto es calmar la mente y hacerla más lúcida y estable”.  (Swami Vishnu- Devananda).

El Prana o energía vital se encuentra en todas los seres vivientes. Nosotros somos Prana, y absorbemos Prana a través del alimento que comemos, el agua que bebemos, el aire que respiramos, a través de los rayos solares etc.

Se llama Pranayama al conocimiento del control del Prana por medio del control de la respiración.

La más alta y sutil manifestación del Prana es el pensamiento, y una manifestación más burda de Prana en el cuerpo humano está en los pulmones.

Si el movimiento de los pulmones se detiene, toda la energía y los movimientos en el cuerpo se detienen automáticamente.

A fin de controlar el Prana sutil (por ejemplo los pensamientos), el yogui comienza por el control de la respiración.

El verdadero control del aliento significa que controlemos el modo de exhalar, no el modo de inhalar.

Cuidar el control del aliento, con énfasis en la exhalación ayuda a la relajación.

La mayor parte de nosotros somos respiradores parciales: Inhalamos porque no podemos evitarlo, pero no exhalamos completamente. El resultado es que suspiramos, como una señal de nuestra necesidad de exhalar,  de vaciarnos.

Cuando no hemos cuidado lo suficiente del aparato respiratorio el suspiro y el bostezo son el modo natural de descomprimir la tensión en el pecho,

El aumento de la capacidad Vital es el objetivo de toda disciplina respiratoria.